Independiente vs. disquera. ¿Qué es mejor?

independiente-vs-disquera

Hoy iniciar una carrera es aparentemente más fácil: un estudio casero y TikTok parecen ser lo único que se necesita.

Los ejemplos de artistas mega exitosos que comenzaron así es muy extensa, desde el inicio de YouTube. Simplemente pensemos en Justin Bieber, uno de los más grandes artistas a nivel global. Entonces ¿todavía es necesario tener una disquera grande o se puede crecer como independiente?

La vía independiente

Es cierto que llamar la atención de un grupo de gente es más fácil que nunca. Las redes sociales se han convertido en la principal vía para conocer artistas emergentes.

Hoy cualquier artista puede subir su catálogo a las plataformas de streaming y llegar a cualquier parte del mundo. Incluso músicos completamente independientes tienen fans en lugares a los que de otra manera no podrían ni soñar con llegar.

Asimismo, la promoción ya no depende de los grandes medios de comunicación.

Además, la idea de ser independiente es muy tentadora en el sentido de que nadie decida por ti. Ni cómo debe ser tu música, ni el rumbo de tu carrera, ni cada cuándo grabar, ni con quién ni dónde, ni cómo promocionarla. Nada. El artista en total control de su carrera y, no menos importante, de sus ingresos.

Pero como afirma Michele Anthony, Vicepresidente Ejecutivo de Universal Music Group, “nadie debe confundir millones de streams con una carrera”. La verdad es que una carrera musical es hoy más difícil de manejar que nunca.

¿Qué te ofrece una disquera?

Para empezar, presupuesto y experiencia. La disquera destina dinero y recursos para llevar tu carrera a otro nivel. Conoce cada elemento del negocio, y ahora que ofrece un servicio 360, es mucho más cómodo confiarle a ésta gran parte de la carga que implica hacer y promocionar música.

Neil Shah, de The Wall Street Journal asegura que “Nunca había sido más fácil escuchar grandes cantidades de música, de descubrir nuevos artistas y de crear, distribuir y promover tus canciones. Pero hay una desventaja: es más difícil para los artistas atravesar la cacofonía actual de la maquinaria global de la música pop”.

Hace años, el servicio que una disquera ofrecía se limitaba a un contrato por uno o un número establecido de discos, promoción en radio y medios, distribución de discos en las tiendas especializadas y un registro de ventas y tocadas.

Hoy una disquera, ya sea independiente o una de las 4 grandes, ofrece un menú de servicios personalizados que incluyen una estrategia digital, merchandising, e-commerce, conciertos, engaging constante con la base de fans, distribución de música en las plataformas digitales y el análisis de una enorme cantidad de data y metadata.

¿Entonces, qué es mejor?

La realidad es que hoy prácticamente todos los artistas comienzan como independientes. Esa es la mejor manera de ir creciendo en un principio. Después puedes migrar a una disquera independiente, que va a ponerte una atención especial. Pero si quieres convertirte en un artista global, eventualmente tendrás que firmar con una de las grandes disqueras, compañías que han tenido una evolución completa y que hoy te ofrecen un servicio adaptado al mercado musical de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?