¿Estamos viviendo el regreso del CD?

estamos-viviendo-el-regreso-del-cd?

En años recientes ya hemos presenciado un aumento en la venta de vinilos. ¿También renacerán los discos compactos?

Aunque las cifras de ventas de música en vinilo aumentan año con año, existe un acuerdo generalizado de que es un hobbie, una curiosidad para un grupo de nostálgicos que añoran el tiempo pasado, cuando uno se sentaba frente al aparato de sonido a escuchar medio disco, darle la vuelta y escuchar el lado B.

Este año ha comenzado a hablarse de un regreso del CD, un formato que se encuentra casi en desuso.

Desde que apareció Napster hasta hoy que el streaming domina el mercado, los managers y las compañías discográficas están de acuerdo en seguir sacando álbumes en CD, pero conscientes de que ya no se venden las cantidades de hace años y que hoy son más un objeto promocional, algo que se atesora, que el medio principal en el cual se escucha la música.

Entonces ¿por qué se habla de un regreso del CD?

Lo que sucede es que por primera vez desde 2004, la venta de CD’s creció el año pasado.

Claro que, antes de entrar en otros detalles, hay que decir que Adele por sí sola vendió la mitad de los CD’s que se produjeron en el 2021. Asimismo, se le culpa de haber acaparado el vinil del mundo, por lo que ahora los artistas están teniendo que esperar hasta un año para que sus álbumes entren a las pocas prensas de vinilos que existen en el mundo.

Pero si bien el vinilo es un tema de nostalgia, el CD es un tema de descubrimiento. Quienes lo están impulsando son adultos que crecieron entre los discos de sus papás y que durante la pandemia tuvieron tiempo de escucharlos.

El CD es, hasta el día de hoy, el formato físico más cómodo que ha existido. No había que darle vuelta, almacenaba hasta 70 minutos de música y permitía hacer shuffle, es decir, escuchar las canciones de un disco de manera no lineal. Para no hablar de que no se rayaba.

Además, es un objeto que permanece. Recordemos que hace poco tiempo Apple borró nuestras bibliotecas completas de iTunes. Las horas que pasamos descargando contenido que creíamos que poseíamos se perdieron, incluso si pagamos por él.

Y con las plataformas de streaming sucede también que no poseemos nada. Podemos escuchar, pero no tener. Y eso está muy bien para la escucha ocasional, pero ¿qué pasa cuando queremos tener algo de nuestro artista favorito?

Esa es la razón por la que se siguen haciendo CD’s. Son para el joven curioso, pero sobre todo para el fan, ése que necesita un pedacito de su ídolo. Para ellos el CD seguirá siendo una opción, sin embargo es imposible que la industria regrese al pasado. El CD está destinado a permanecer como un artículo promocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?