Roberto Belester Jr.: El gusto de interpretar sus propias canciones

roberto-belester -jr-

Cuando uno escucha o lee el nombre Roberto Belester de inmediato piensa en el compositor de tantos éxitos de la música mexicana. Pero esta vez hablamos de su hijo, Roberto Belester Jr., quien ha seguido los pasos de su padre. De hecho, tiene una carrera como compositor que incluye dos certificados Grammy.

Ahora se lanza también como intérprete solista con el álbum Mi Versión de los Hechos, que ya tiene dos sencillos, “En teoría” y “Nada”, y que está dedicado al regional mexicano.

Platicamos con Roberto a propósito de esta nueva faceta de su carrera.

Eres muy joven, pero ya tienes tiempo trabajando en el regional mexicano. Primero fuiste compositor, ¿verdad?

Así es. La mayor parte de este tiempo me he dedicado a producir y a componer canciones para otros artistas, aunque también he estado cantando en otros grupos, por ejemplo Caballeros Románticos, donde estuve 7 años. Tenía una oficina, Luz Records, y llegamos a presentarnos en el Zócalo de la Ciudad de México con 80 mil personas inaugurando el concierto de la Original Banda Limón, pero eso es algo que ya pasó y ahora estoy presentando mi proyecto como cantautor.

Y ¿por qué decidiste lanzarte como solista?

En primer lugar, porque era un sueño. Ya tenía la inquietud, pero primero incursioné con grupos. Como mi influencia son los Yonics, los Bukis —mi papá es compositor de los Yonics, de Bronco—, pues tenía ganas de un grupito así, pero las ganas me las quité, anduve con mi grupo pero no reventaba porque era la época de banda, norteño, mariachi y entonces me decidí a cambiar la fórmula y a reunir los elementos que yo había pensado: sacarle provecho a mi carrera de compositor, interpretar mis canciones y cambiar en todos los sentidos.

Y hablando de cambios: ha cambiado mucho el regional mexicano. ¿ como te ubicas en eso?, ¿eres de los que siguen la tradición o estás con la fusión de géneros?

Yo soy regional mexicano en todos los aspectos; me siento muy bien cantando banda, norteño, cumbia, mariachi, todo el regional mexicano es mi cultura.

Este primer álbum es tejano completamente, pero voy a estar practicando varios géneros y estoy abierto a todo tipo de cosas: si llega algún reguetonero…no me encasillo, estoy abierto porque me encanta toda la música, pero siempre enfocado a la música popular.

Y ¿cómo ves el panorama del regional mexicano en este momento?

Me parece que está volviendo la calidad que se había perdido en los últimos años. Ahora, con la pandemia, pudimos meditar en qué era con lo que nos queríamos quedar y creo que el público está siendo selectivo. Me ha dado gusto que en la radio ya no se escuchen canciones que no me gustaban, pero ya sabes por qué…

¿Por qué?

Porque a veces los mercadólogos se encargan de todo y aunque la música no esté buena o el contenido de las letras no esté padre, la programan. Pero sin meterme en críticas, yo me enfoco en lo mío y con mucho cariño y con toda la pasión para la gente para la que hacemos la música.

 Quisiera que me platicaras un poco de tu trabajo en el taller de composición de la SACM.

comenzaste a dar clases de composición desde 2012. ¿Comenzaste tu carrera de niño?

Yo tenía 21 años, más bien 22, cuando empecé a trabajar en la SACM. Ahora tengo 32. Mi clase se llama “Prácticas del Regional Mexicano” y justamente nos dedicamos a ejercitarnos, es un gimnasio creativo. Nos dedicamos a hacer un análisis de todo, desde movimientos que están sucediendo en la industria hasta meternos en cuestiones técnicas de composición, analizar vocabulario, léxicos, la parte musical, progresiones armónicas y toda la parte minuciosa de la técnica. Y hemos logrado muchas cosas. Hemos hecho bastantes canciones con los alumnos y a muchos se las han grabado, que es el objetivo.

¿Qué le dirías a un compositor que quiera iniciarse, a tus alumnos, cuál es el mensaje más importante que les das?

Pues yo creo que la disciplina hay que cuidarla mucho. Tener una secuencia en nuestra carrera, tomarla con seriedad, no así nomás de que cuando salga algo: en las buenas y en las malas hay que estar al 100% metidos en esta carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?