Nabález: “Hoy lo que sirve son las buenas canciones”

nabalez-en-entrevista-para-monitorLATINO

Platicamos con el colombiano y nos habló del regional mexicano y de la música hoy.

Nabález es un colombiano muy mexicano. Tanto que al iniciar su carrera como cantante se decantó por el regional mexicano.

Es también un artista muy completo y con un gran conocimiento de la música. Además es compositor (ha escrito para J Balvin, Reik, Sebastián Yatra, Tini, Greeicy y Edith Márquez, por ejemplo) y un productor muy activo.

Ahora está estrenando “2 o 3 botellas” al lado de Chayín Rubio, uno de los nuevos valores del regional mexicano.

Este estreno fue el pretexto para platicar con él, pero terminamos hablando también de otros temas. Y ns dio una visión muy buena de la música hoy.

Nabález, cuéntanos de “2 o 3 botellas”.

Es para corazones confundidos que no saben cómo olvidar a esa persona, algo que incluso nos pasa a los hombres.

Es un tema de tu autoría…

Así es.

¿Para un colombiano no es difícil cantar con ese tono de despecho?

En Colombia somos muy fanáticos de la música mexicana desde hace más de 50 años. En los campos, en los ranchos, es lo único que se escucha. A mí me gusta mucho, con eso me crié con mi abuelo, está en mi ADN desde muy chico. Además, en Colombia tenemos un regional que se llama música popular, que es un poco diferente pero ahí está.

¿Primero empezaste a componer?

Sí, si tuviera que elegir entre cantar, componer y producir, me quedo con componer. La primera canción se la compuse a mi tío a los 10 años para su boda. Más adelante me volví el dealer de canciones en el colegio. Hacía canciones y las intercambiaba por la tarea. Luego me metí a la carrera de Economía pero duré apenas 6 meses. Entonces decidí estudiar Música y dedicarme a ella.

¿Te resultó fácil volverte compositor para otros artistas?

Sí, me fluía. Tienes que tener cierta chispa y no tener filtros, quitarte la vergüenza. Tienes que tener inspiración, capacidad comunicativa y ponerte en los zapatos de los demás, para saber qué decir.

Lo otro es que la canción sea comercial, que sea fácil de aprender, que sea fácil de cantar, que el título sea llamativo, que tenga una parte que la gente pueda tararear y otros tecnicismos. Pero en el núcleo tiene que venir del corazón, ser auténtica, porque si no se vuelve como una hamburguesa de McDonalds.

Empezaste en el pop.

Sí, comencé con Morat, que me acompañaron en “La correcta”, el primer tema que saqué como artista.

Que, por cierto, es una balada.

Sí, hay baladas que se adaptan muy bien al regional, a la salsa, a lo que sea; la balada es como hermano de todo el mundo. Entonces, como todavía no sabía muy bien qué hacer, hice una balada. Y hoy sigue siendo de mis canciones más populares y la quinta canción más escuchada de Morat.

Más tarde comencé a componer y producir para otros artistas, urbano, pop, baladas, un poquito de rock, pero como cantante me quedo con el regional. Me dije, “vamos a hacerlo, se puede lograr”. ¿Cómo? Con buenas canciones.

Háblame de tu faceta como productor.

Fíjate que nunca tuve una sola clase de producción o ingeniería musical. Fue a prueba y error y viendo mucho YouTube. Hay muchos tecnicismos que he ido aprendiendo. Pero sí tenía una base musical académica muy fuerte que me permitió tener esa versatilidad.

Antes de esta colaboración que estás estrenando tuviste otra con Majo Aguilar a la que le fue muy bien. ¿Estás trabajando en alguna otra?

Aún no. Sí quiero tener más colaboraciones que me dan mayor credibilidad en el regional mexicano, pero también empezar a tener más canciones yo solo, canciones que impacten.

¿Cómo ves el regional mexicano?

Mundial. Es que ya ni siquiera es regional mexicano, ya eso es hasta redundante. Lo veo muy fuerte y aun así no creo que esté en su máximo nivel. Siento que sigue creciendo.

Últimamente hay tanta fusión que de pronto parece que los géneros se van a acabar. ¿Qué piensas de eso?

No creo que se vaya a acabar. Siento que la pandemia nos dio un cambio grande en la música. Acompañó e incentivó comportamientos en la gente. Los artistas, los productores, estábamos en casa y eso nos dio tiempo para hacer muchas fusiones, para experimentar con la música. Y ahora puede pasar cualquier cosa, está completamente impredecible la música. Lo único que sirve en este momento es la respuesta del público, un tema funciona o no funciona. Lo que sirve, creo, son las buenas canciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?