ACTÍVATE, UN DISCO PARA NIÑOS HECHO POR ESTRELLAS

Emilio Regueira, líder de Los Rabanes, nos habló en entrevista de este álbum, de Rubén Blades, los sonidos urbanos y mucho más.

Christina y Andrés, los integrantes de 123 Andrés, lanzaron este año su segundo disco dirigido al público infantil, titulado Actívate. Pero no lo hicieron solo ellos. Se hicieron acompañar de muchos artistas latinos consagrados, y eso les atrajo ya una nominación al Grammy 2022.

El dúo norteamericano de raíces colombianas reclutó a Rubén Blades con todo y su orquesta, Gilberto Santa Rosa, Rafael “Pollo” Brito, Los Rabanes, Gregorio Uribe, Tony Succar, La Mosca Tsé-Tsé y Henry G y varios más.

A propósito de este disco platicamos con Emilio Regueira, guitarrista y cantante del grupo de ska Los Rabanes (quien por cierto se declara fanático de Monitor Latino).

Lo que comenzó siendo una entrevista normal, se convirtió en una lección de música urbana y mucho más.

EMILIO, HÁBLANOS DE ESTE PROYECTO.

La propuesta fue de un grupo que se llama 123 Andrés, que es un grupo con un bagaje musical increíble. La idea fue reunir a figuras de la música latinoamericana para llevar un mensaje a las nuevas generaciones.

El proyecto comenzó antes de la pandemia y la idea era invitar a los niños a realizar actividades al aire libre, a activar su cuerpo, que no pasen todo el día online. Y yo que vengo del punk y el ska, elegí “La patineta”.

Al final acabamos grabando el tema 123 Andrés, Roberto Delgado y Orquesta (la orquesta de Rubén Blades), Gregorio Uribe, Los Rabanes y Rubén Blades. Es una canción redonda, con sabor a cumbia, a rock, con instrumentos de viento, y ya está empezando a sonar en la radio, y lo bonito de este disco es que terminó nominado para el Grammy, como Álbum Infantil del Año. Estamos muy contentos con todo lo que está pasando con este proyecto.

SIENTO QUE “LA PATINETA” TIENE MUCHO DE VALLENATO.

Así es, tiene mucho de vallenato, cumbia panameña, somos vecinos, somos como un mismo país. Al final en este proyecto cada quien puso algo de lo que entiende como música de su país.

Los niños ahora son muy pilas, y si tú les entregas este disco, lleno de ritmo, de musicalidad, de artistas unos más viejos, unos más nuevos, pero todos con recorrido, les estás entregando un tesorito.

Si les entregas algo que no es infantil, que te habla normal, pero sin cosas explícitas, sin vulgaridad, les estás mandando un mensaje de que se puede hacer buena música, y los niños están reaccionando muy bien.

NO ES LA PRIMERA VEZ QUE GRABAS CON RUBÉN BLADES. ¿HAY UNA DIFERENCIA ENTRE LO QUE HICIERON HACE AÑOS Y AHORA?

Los dos primeros discos de Los Rabanes fueron editados por la discográfica de Rubén, un sello hecho para apoyar talento emergente. En el segundo disco, All Star, producido por Los Fabulosos Cadillacs, grabamos un tema con Rubén que se llama “De colores”. La diferencia entre aquel tema y “La patineta” fue el nerviosismo que había la primera vez. Transpirábamos de la alegría, de la emoción, y él contribuyó con elementos a la canción. Y luego la grabación del video fue una locura. Tenía unos zapatos que le quedaban chicos, así que bailaba rápido, fue genial.

De ahí en adelante la relación ha sido estrecha con la familia Blades. Su hermano Roberto nos produjo varios discos, hemos hecho muchas giras juntos, incluso en el video de nuestro tema “My commanding wife” el sacerdote es su papá.

AHORA LOS ARTISTAS URBANOS HACEN TODA CLASE DE FUSIONES, PERO ESTO NO ES TAN NUEVO. LOS RABANES LO HACÍAN, LOS FABULOSOS CADILLACS, CAFÉ TACVBA…

Yo creo que la fusión latina de los ritmos populares ya estaba en las venas. Aterciopelados, Mano Negra… cuando escuché a La Maldita Vecindad me volví loco. Y tuve la fortuna de participar de este mestizaje. Manú Chao me lo dijo: “La percusión va a ser mucho más notoria. El ritmo, las bases, los tambores van a estar ahí. Y eso es lo que ha pasado: ahora las bases son lo que te pone a bailar.  

Y para los panameños, la música urbana, el reggae en español no es materia nueva, es parte de un folclor urbano. El General, Nando Boom, Chicho Man eran lo que se escuchaba al salir de la fiesta, era algo conocido, popular. Entonces para nosotros la fusión fue muy natural. Hoy todo esto que viene de Jamaica, de Trinidad y Tobago, se ha hecho una gran industria. Hay quienes lo hacen más por amor al arte, quienes lo hacen por marketing, porque esto como que ya se fue de las manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?