¿Qué tan lucrativo es el género Cristiano? ¿Se deben cobrar los conciertos?

El género cristiano es muy popular y tiene grandes exponentes que han alcanzado fama internacional, pero ¿Cuál es la historia de los ingresos que generan estos cantantes?

John Styll, CEO y Presidente de la Gospel Music Association habla acerca de como la Industria de la Música Cristiana siempre enfrenta retos económicos, tanto en los buenos tiempos, como ahora en el desarrollo de la pandemia por covid-19.

Comenta que las regalías que los artistas reciben por reproducciones de su música son menores que las que se reciben en la radio secular ya que estas canciones se reproducen en la radio no-comercial.

Sin embargo, las plataformas digitales son una gran alternativa ya que se posicionan como el medio más eficiente para la difusión de este tipo de música, tanto de personalidades consagradas como de artistas que están iniciando su carrera.

La ventaja que traen las plataformas es inmensa ya que los músicos cristianos pueden encontrar aficionados más allá de sus comunidades religiosas porque algunas personas gustan del tono positivo de estas canciones sin necesariamente profesar la misma creencia.

Otro reto para los músicos del género cristiano son las presentaciones en vivo ya que algunos grupos conservadores ven con malos ojos que estos eventos cobren por entrar, pero al respecto Jesús Adrián Romero comenta:

“Cuando alguien paga la entrada a un concierto, esta pagando por el valor intrínseco del concierto: Renta de estadio o auditorio, renta de equipo de sonido, renta de luces, renta de video, publicidad, boletos de avión, hospedaje, alimentación, etc.

Si la entrada al concierto fue 20 o 50 dlls, estas pagando por los gastos que un concierto implica, pero no puedes pagar por lo que el concierto, representa, su valor simbólico: El arte, la poesía, la música, las experiencias espirituales, la paz, la alegría, el mensaje que recibes a través de cada canción, etc. etc.”
https://www.acontecercristiano.net/2013/05/jesus-adrian-romero-explica-por-que-se.html

Así que si eres un artista emergente de música cristiana y te encuentras ante el dilema de si es correcto vivir de tu música, la respuesta es sí. Sí puedes vivir de tu música porque cobrar tus conciertos te permitirá dar espectáculos de calidad pero también tener ganancias, las cuales son muy importantes para amplificar tu mensaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?