Ya hiciste tu video musical ¿Y ahora qué sigue?

por

Desde la desaparición de TRL, la serie de MTV, hemos oído a toda clase de gente anunciar la muerte del videoclip.

Pero, incluso aunque MTV pueda no emitirlos, con el advenimiento de las redes sociales en los últimos diez años un videoclip es todavía una herramienta imprescindible para los artistas.

Si una canción es un gran éxito pero quieres asegurar su longevidad, haz un vídeo con ella y súbelo a YouTube para que pueda ser visionado a perpetuidad. O, si simplemente quieres añadir un elemento visual a tu música, haz un vídeo con la letra de la canción.

 

Aparte de por qué decidas hacer un vídeo, ¿qué hacer exactamente una vez tu banda termina si primera obra maestra audiovisual? Mira esta lista de cosas que debes hacer antes:

No lo publiques. Todavía.

Puedes tener la tentación de desvelar al mundo inmediatamente tu primer video, pero mejor da un paso atrás y planea con calma tu estrategia de ataque.

Fija una fecha de lanzamiento, quizá con dos o tres semanas de antelación, y busca maneras divertidas de crear cierta expectación en torno a tu vídeo. Esto podría hacerse compartiendo algunas fotos del rodaje en redes sociales o algún gráfico que ofrezca a tus fans detalles y una fecha de lanzamiento.

 

El objetivo es no agotar la munición de una sola vez. Haz que tus fans tengan que esperar un poco. Vale, no vas a lanzar un éxito como “Bad Blood” de Taylor Swift, con cameos de todo Hollywood, pero aun así tus fans disfrutarán se le das pequeñas piezas de contenido divertido: vídeos de cómo se hizo, fotos del rodaje, e incluso algún teaser.

Sácale todo el partido a tu material y espera al momento adecuado para el lanzamiento.

Haz tu trabajo de prensa

Tal como harías con cualquier lanzamiento, haz una lista de medios a los que quieres proponer tu vídeo. Hay varias formas de hacerlo.

Una de ellas podría ser esperar a tener un buen número de vistas antes de dirigirte a los medios, pero la otra podría ser proponer a un determinado canal el estreno de tu vídeo en exclusiva. Esto último puede ser más adecuado para una banda con más seguidores, pero es una gran táctica para obtener cobertura en prensa.

Valora la posibilidad de hacer anuncios

Posiblemente has gastado una bonita cifra en rodar el vídeo, pero no olvides valorar tus opciones publicitarias. Si quieres probar con YouTube y pagar publicidad allí, adelante, y reserva algo de presupuesto para anuncios en YouTube. Con solo $10 puedes hacer que unas 1000 personas vean tu vídeo. Quizá te convenga hacer un teaser y que sea tu anuncio en YouTube, o incluso usar el primer minuto como anuncio.

Facebook tiene una función de vídeo que está muy bien para que te vean, también con tarifas muy asequibles. Los artistas tienden a evitar los anuncios en redes sociales porque piensan que hace falta una inversión enorme, pero en realidad son muy asequibles. Normalmente, por menos de $100 al mes puedes dejar una buena marca en tu entorno.

Asegura su longevidad

El contenido es el rey de todos los canales de redes sociales, y esto vale para cualquier marca o banda. Míralo de esta manera: hay muchas maneras de compartir el enlace a un vídeo, ¿verdad? Digamos que quieres apoyar fuertemente este vídeo durante seis semanas. ¿Cómo vas a hacer que se mantenga fresco y divertido todo ese tiempo?

 

Prepara un plan de lanzamiento. Postea capturas del vídeo y tomas extra, o busca apoyo en medios que puedas usar para como fuerza extra para mantener el interés.

Bio del autor: Como estratega de marketing musical, Tyler Allen trabaja con un amplio abanico de artistas, sellos, y empresas de venta y de tecnología musical. Tyler empezó su carrera en la industria musical con Sony Music Entertainment y RED Distribution, así como en la industria publicitaria. Se dedica a ofrecer a los artistas veteranos herramientas para preservar su obra, y a nuevos artistas las herramientas para empezar la suya (y todo lo que hay entre uno y otro caso). Conoce más en wtylerconsulting.com. Aquí también ofrece estrategia y packs para artistas independientes con presupuesto reducido.

 

(Artículo escrito por Tyler Allen y aparecido originalmente en el blog de Sonicbids)