Wason Brazoban pasó del campo de beisbol a los grandes escenarios del pop

por

El deporte fue una de sus grandes pasiones pero la vida llevó al dominicano  Wason Brazoban hacia el camino de la música, en donde se hizo el firme propósito de ser uno de los mejores y sus capacidades, le han dado el derecho de ganarse un lugar digno entre los exponentes del merengue y la bachata.

 

El beisbol le dio la disciplina para trabajar dentro de la música y en muy corto tiempo Wason comenzó a recoger los frutos de su esfuerzo a través de temas como En un solo día, incluido en la cinta Sanky Panky. Tras haber recibido una lesión que le impediría seguir en el campo del juego, Wason fue llamado a unirse a Negros, agrupación en la que encontró el cobijo y apoyo necesario para seguir dando rienda suelta a su inspiración y con ellos da vida a producciones discográficas como Armadura de rosas que le significa su ascenso a las grandes ligas.

 

El público le fue dando su apoyo y Wason fue reconocido con tres premios ASCAP (Sociedad Estadounidense de Compositores, Autores y Editores) y cuatro premios Casandra. Su talento como compositor fue más allá de su grupo y logró que reconocidos intérpretes le pusieran voz a sus inspiraciones, tal es el caso de Monchy & Alexandra con Esperando estar juntos, Grupo Optimo con  Conéctate y Elvis Martínez en Así te amo. Alma mía es otra de sus grandes obras discográficas al lado de Negros, le siguió Me pegaron un trago y Pa que me mires. Trabajos como En un solo día y La Mentira mantienen activo a ason dentro del Género Pop actual de monitorLATINO República Dominicana. Sus composiciones hablan de la vida cotidiana, popular y brillan con el costumbrismo pintoresco de su pueblo natal caribeño

 

Con este respaldo como compositor, el intérprete también hizo lo propio y el éxito no se hizo esperar en su país, donde temas como “Me cambiaste la vida”, “Mi reina” y “Contigo en la cabeza”, todos de su autoría, colocaron a Negros entre los más populares del género pop/balada.

 

Su pop lo ha llevado a ser reconocido fuera de República Dominicana en países de Centro y Sudamérica, demostrandoque en su isla se produce más que buena bachata y merengue.