Un problema con el tabaco retrasa la salida del nuevo disco de Adele

por

No era la disquera que tenía problemas financieros sino una adicción al tabaco, lo que ha retrasado la salida del nuevo álbum de Adele. Desde hace días debió haber terminado con la grabación de todos los temas que integrarán este disco; sin embargo, no ha podido hacerlo porque su fanatismo por el cigarro le ha afectado severamente la voz. Esta no es la primera vez que a la estrella de la música pop le sucede algo así, ya que hace tres años tuvo que cancelar varios conciertos por problemas en la garganta ocasionados por el problema con el tabaco. Adele está buscando nuevos terrenos musicales para este nuevo proyecto, que si todo sale bien, lanzará en 2015, por lo que trabaja con uno de los exponentes más destacados del rock británico: Damon Albarn, vocalista de Blur.