Rubén Blades va por la Presidencia de Panamá

por

La política y la música han sido las grandes pasiones del reconocido salsero Rubén Blades quien hoy se deja vencer por una de ellas, pues en estos días ha anunciado su precandidatura a la Presidencia de Panamá en 2019.

A sus 66 años el también conocido como el caballero de la salsa ha decidido hacer un alto en su camino musical para entregarse por completo a otra de sus pasiones, la política, por lo que durante el 2015 y 2016 se concentrará en cumplir con sus acuerdos musicales, pagar sus deudas, no dejar pendientes para que a partir del 2017 comenzar y concentrarse exclusivamente en el terreno de la política, en donde competirá por la presidencia de Panamá en los comicios generales de mayo de 2019.

El ganador de varios premios Grammy, aseguró que las razones principales por las que aspira a este puesto son luchar contra la corrupción a la que considera un fenómeno complejo. En el género afrocubano lleva más de 40 años y para él resultan suficientes. Lo que tenía que decir y hacer dentro de la música afirma, ya lo hizo.

Esta no es la primera vez que Rubén Blades irá por la presidencia de Panamá pues en 1994, el cantautor se postuló a las elecciones presidenciales como líder del partido político ‘Papa Egoró’, quedando en tercer lugar, con el 20 por ciento de los votos. En 2004, volvió al escenario político y apoyó la candidatura presidencial de Martín Torrijos, quien ganó las elecciones al frente del socialdemócrata Partido Revolucionario Democrático (PRD). Durante este periodo, Blades fue nombrado como ministro de Turismo, cargo que ocupó de 2004 a 2009.

En la pasada edición de Latin GRAMMY, Blades ganó como Mejor Álbum de Tango por su disco ‘Tangos’ y en el 2015 saldrá al mercado lo que podría significar su última producción discográfica dentro del género de la salsa, pues la política ocupa ya toda su atención. El disco está compuesto por temas inéditos propios e incluye canciones escritas por los compositores panameños Omar Alfanno, Rómulo Castro y Roberto Cedeño.

Sus miles de seguidores han manifestado su inconformidad en las redes sociales por esta decisión del salsero, pero ni duda cabe que Rubén Blades, después de la música, centrará toda su energía en el terreno político en el que espera salir victorioso en el 2019.