¿Realmente las canciones pegan por buenas o de tanto escucharse?

por

¿Alguna vez te has preguntado porque los niños escuchan una canción una y otra y otra vez? La respuesta es porque están aprendiendo. La repetición es una de nuestras formas de aprendizaje más instintivas y de las primeras en manifestarse en nuestra vida.

 

Lo primero que vemos es la cara de nuestra madre y verla cada día construye algo único: Familiaridad. La familiaridad nos hace sentir cómodos, seguros, es la estabilidad en medio del caos que es la vida, el ser humano rechaza los cambios, abraza lo conocido.

 

¿Pero qué papel tiene la familiaridad en nuestra decisión de consumir un producto y darle nuestra lealtad? Tiene un papel muy grande, si te gusta un detergente, o encontraste una persona que te corta muy bien el pelo, será muy difícil que lo cambies, esto es porque te resulta familiar y eso siempre será menos estresante que probar cosas nuevas.

 

Lo mismo para con el entretenimiento. Las telenovelas tienen la misma estructura argumental desde su nacimiento y son populares aunque estemos viendo la misma historia una y otra y otra vez, solo que con personajes distintos.

 

En la música pasa lo mismo, por esta razón muchos artistas mantienen un estilo definido a lo largo de su carrera, ¿Puedes imaginar adquirir un disco de Luis Miguel de Heavy Metal? Seguro que no, ni él se aventuraría a trabajar ese proyecto discográfico, la gente espera baladas y boleros de Luis Miguel y no aceptarán otra cosa.

 

Tomamos como ejemplo a Luis Miguel porque es un artista  que ha construido una exitosísima carrera a base de familiaridad y no necesariamente estrenando temas inéditos, en la mayoría de los casos tan solo tiene que rescatar joyas de la composición mexicana como “Bésame mucho” o “La Gloria eres tú”.

 

En general la mayoría de los artistas se apegan a su género y estilo por la misma razón, su base de fanáticos no se quejará de que produzcan lo mismo, lo estarán esperando.

 

El éxito de los nuevos materiales discográficos reside en dar pequeñas sorpresas a los fanáticos dentro de un mismo estilo, por ejemplo, una colaboración con otro artista, un coro sorpresivo, etc.

 

Muchas veces un material no basará su éxito en que es nuevo, sino en que es lo nuevo de determinado artista y suena como se espera que suene.

 

Así que podemos concluir que la familiaridad y la repetición permiten a los artistas construir bases de fanáticos leales y constantes que a largo plazo contribuirán a su éxito.

 

En resumen:

 

  • Una buena canción sin promoción en redes sociales y radio no va a pegar
  • Una mala canción por más promoción que tenga, no va a pegar
  • Más vale una buena canción bien promocionada, que una excelente canción sin promocionar
ebook