Urbano

por

¿Alguna vez te has preguntado el porqué del éxito tan marcado del reggaetón en los últimos años? Recientemente científicos canarios se dieron a la tarea de hacer un estudio, en el cual se analizó la actividad cerebral que había cuando se realizaba la escucha de este género, en comparación con lo registrado cuando se sintonizaba música clásica y electrónica; los resultados fueron sorprendentes

ya que se encontró que el género urbano activó mayormente las regiones encargadas de procesar el sonido (áreas auditivas) y el movimiento (áreas motoras).

Es decir, el cerebro se encontró mayormente estimulado por el reggaetón, además que también se mencionó que la escucha de este género activó una región primitiva: los ganglios basales. Según lo que los médicos y científicos explicaron, esta área está ubicada en zonas muy profundas del sistema nervioso, y se encarga de modular la postura, así como de comenzar y finalizar el movimiento. También se mencionó que esta sección está encargada de la recompensa y el placer.

De los parámetros de estimulación medidos, la música clásica fue la que menos efectos cerebrales causó, mientras que el género electrónico también activó en gran manera las áreas motoras, sin embargo, lo hizo menos que el reggaetón, esto según las resonancias magnéticas tomadas mientras se realizaba el estudio.

Para efectos de este análisis, los científicos decidieron quitar la letra de las canciones y sólo dejar las bases musicales, esto porque llegaron a la conclusión que las palabras podrían afectar los resultados y los movimientos que las ondas cerebrales mostrarían.

Para el análisis se usó la pista de ‘Shaky Shaky’ de Daddy Yankee y ‘Ginza’ de J Balvin, mientras que en la música electrónica utilizaron ‘Passion’ de Alberto Feria y ‘L’ Amour Toujours’ de Dzeko. Del género clásico se utilizó el Concierto en Mi Menor de Vivaldi y el Minué en los aires en Re, de Luis Cobiella. Para fines de esta investigación, se analizaron las respuestas cerebrales de 28 personas con 26 años cumplidos en promedio.

Esta investigación fue desarrollada principalmente por Jesús Martín-Fernández, un neurocirujano del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Santa Cruz de Tenerife, Canarias, como una tesis doctoral con la cual busca graduarse de sus estudios de posgrado.

Jesús señaló que la activación tan importante en el área del cerebro por parte de la música urbana se debe a “la generación de un pulso interno al tratar de adivinar cuando viene el siguiente beat. Es como si el reggaetón, con ese ritmo peculiar y repetitivo nos preparara para el movimiento, para bailar sólo con escucharlo”.

Esta nota fue realizada con base en un artículo publicado en Milenio con información de la Agencia EFE.

ebook