OMG! 10 éxitos pop que fueron rechazados por cantantes

por

Estas canciones se convirtieron en éxitos mundiales luego de ser rechazados por otros cantantes…

La Isla Bonita

Era para: Michael Jackson.

La terminó cantando: Madonna.

Era para el exitosísimo álbum Bad de 1987, pero al rey del pop no le gustó demasiado y la dejó ir.

 

Rock you body

Era para: Michael Jackson.

La terminó cantando: Justin Timberlake.

Em 2001 Pharrell escribió esta canción para el último disco de Michael Jackson, pero al cantante tampoco le gustó demasiado y la terminó cantando el ex N’ Sync. De hecho, cinco canciones de Justified, incluída Señorita, eran para Jackson.

 

I’m a slave for you.

Era para: Janet Jackson.

La terminó cantando: Britney Spears.

La segunda más famosa del clan Jackson debe estar todavía arrepintiéndose de haber rechazado este éxito que consolidó a Britney como una diosa pop ¿Alguien puede olvidar su actuación con la serpiente en los MTV VMAs?

Umbrella

Era para: Britney Spears.

La terminó cantando: Rihanna.

En 2006, Britney necesitaba un gran éxito urgente y le hicieron Umbrella a imagen y semejanza, pero el equipo de la cantante terminó rechazándola y dejándola por fuera de su disco Blackout. Por suerte estaba una no tan conocida cantante de Barbados lista para entrar al estudio de grabación.

Telephone.

Era para: Britney Spears.

La terminó cantando: Lady Gaga.

Después de grabarla para su disco Circus, Britney decidió sacarla de la versión final de la producción. Gaga, quien escribió la canción, decidió grabarla invitando a Beyoncé e invirtiendo mucho dinero para el videoclip que terminó siendo una joya del pop.

Baby one more time.

Era para: Backstreet Boys primero y luego para TLC.

La terminó cantando: Britney Spears.

Fue escrita para el quinteto de Orlando, pero luego se la dieron a TLC, quienes luego de grabarla, decidieron desecharla porque no combinaba con la imagen madura que querían proyectar en 1999… Si no hubiese sido por esta canción, no conoceríamos a Britney ¿Se imaginan un mundo sin la Spears?

We can’t stop.

Era para: Rihanna.

La terminó cantando: Miley Cyrus.

Rihanna no le hizo demasiado caso y la canción estuvo archivada varios meses hasta que se la presentaron a Miley y… ¡Boom!

Toxic.

Era para: Kylie Minogue.

La terminó cantando: Britney Spears.

La cantante australiana definitivamente se equivocó al rechazar esta sinfonía de ritmos alterados y violines estridentes, pero ahí estaba Britney, lista para atajarla.

We found love.

Era para: Leona Lewis.

La terminó cantando: Rihanna.

Leona grabó la canción de Calvin Harris y su sonido sigue siendo un gran misterio, aunque el actual novio de Taylor Swift la describió como “una balada de concurso”. Mientras Riri la grabó y la convirtió en la canción más exitosa de las pistas de baile de 2011, Lewis caía en el olvido.

I Don’t want to miss a thing.

Era para: Celine Dion.

La terminó cantando: Aerosmith.

Los productores de Armaggedon le pidieron a la banda estadounidense componer el soundtrack de la épica película, pero Steven Tyler y sus compañeros acababan de terminar una gira y estaba agotados como para ponerse a componer, pero aceptaron hacer una versión de una balada escrita para Celine Dion… El resto es historia.

 

Vía: E News!