Merenglass entrevista exclusiva para La Revista monitorLATINO

por

Merenglass es un auténtico coctel de influencias donde, por supuesto, el merengue es el ingrediente principal, junto a los pegajosos y sabrosos ritmos caribeños. Ramon Glass, el fundador

de la ya legendaria agrupación y verdadero genio del sabor latino, nos cuenta en exclusiva para monitorLATINO la actualidad de estos embajadores de la fiesta en México.

Cuál fue la inspiración para canciones como “Yo estoy loco, ¿y tú?” La canción surgió de una reunión familiar, por lo general soy bromista y mi hija me dijo:“Papi, tú estás loco” y de ahí me repetía esa locura hasta que grabé la canción, basada en la vida cotidiana, porque la gente cree que locura proviene de alteraciones mentales y no es así, puede ser la agudeza del humano  que intenta hacer algo extraordinario y para eso hay que tener un poco de locura.

Como dice el refrán: “De músico, poeta y loco, todos tenemos un poco”. Para lograr grandes cosas en la vida hay que tener un poco de locura y arriesgarse. De eso se trata la canción.

¿Experimentas con otras fusiones en el nuevo disco? 

Siempre hacemos fusiones con diversos tipos de música; lo hicimos con el pasito duranguense y a ese ritmo lo llamamos “merenguense” y a nuestra fusión con la cumbia le pusimos “cumbiarengue”. Con el mambo y merengue hicimos “mamborengue” y ahora en el nuevo disco la primera parte está dedicada a la fusión de banda con merengue y yo le puse “bandarengue”. Para esta fusión los invitados fueron variados: Banda Jerez, Marco Flores, Banda Estrellas de Sinaloa y Omar Chaparro; pero hay más sorpresas.

 ¿No temes a las críticas que se puedan generar por tu “bandarengue”? 

No, porque es sobre una temática de locura, una osadía, y es la primera vez que fusionamos la banda con el merengue. La crítica puede ser positiva o negativa, pero ¡no me importa! No puedes dejar de arriesgarte por pensar lo que la gente va a decir.

¿Cómo te gustaría posicionarte en la industria musical?

Lo primero es que no busco ser famoso, ni el proyecto lo busca. Nosotros pretendemos ser exitosos; el éxito es el que se construye para estructurar un objetivo, la fama es efímera, se va, por eso no nos interesa ser famosos, nos interesa ser exitosos y para eso hay que atreverse ¡Continuaremos arriesgándonos!

¿Sus fans están en la radio o en los shows? 

El contacto con el público no tiene comparación con los medios de comunicación; cuando tengo ese contacto con el público lo encuentro más dinámico, porque en la euforia te abuchean, te gritan, las mujeres lanzan ropa interior… eso es parte del show y la fortuna de Merenglass,

¿Hay amor al arte con Merenglass, es decir, más pasión que otra cosa?

Inicialmente era maestro en una universidad. Dejé ese rumbo por la música y yo creo que esto no es amor al arte, aquí se trata de vocación, pero eso no implica que tu vocación determine lo que quieres ser, lo que determina lo que quieres hacer en la vida es el valor y el compromiso a tu vocación.

Así se gozo con MERENGLASS en el concierto realizado esta noche en PEPSI CENTER. Felicidades MVS

A photo posted by MERENGLASS (@ramonglass) on

¿La mayoría de sus temas impactan porque imprimen doble sentido?

Yo creo que en eso influye mucho mi origen, nosotros los caribeños somos muy pícaros, mientras que el mexicano maneja mucha picardía local; Merenglass es la fusión de dos culturas y de ese proceso de convivencia entre México y República Dominicana.

Por eso muchos de nuestros éxitos tienen esa especie de doble sentido, pero  tratamos de no hacer canciones vulgares, porque nos siguen muchos niños. Por ejemplo, “Chupetón” lo hice con La Chupitos, pero usamos la referencia de una paleta como la botella que “chupa”, lo relacioné con el dulce que come el niño. Son muchos temas que tienen esa dinámica profunda a diferencia de los temas románticos; nosotros preferimos el relajo que el romanticismo.

¿Qué más se puede esperar del nuevo disco?

Este disco tiene 14 temas; de esos 8 son banda; los otros temas son con artistas del merengue. Hay otro tema con doble sentido, “El lechero” y tenemos otro tema con Los Chicharrines, que son unos payasos que dedican hacer temas para niños.

Hicimos otro tema infantil que se llama “La estatua” . Pero el sencillo es “Yo estoy loco ¿y tú?”. ¿Los géneros gruperos o el pop realmente no están peleados con el merengue? ¡Exacto! Si ves un cartel de baile puedes encontrar variedades en los géneros. Nosotros hemos estado con artistas del pop; la música no está peleada y no estamos peleados con ella.

Hemos tocado con Tex Tex; compartimos concierto con La Lupita; estuvimos en un Festival Cervantino con Mano Negra.

La convivencia artística no tiene que ver con el gusto del público, sin embargo cada quién tiene su sello: si escuchas dos frases de una canción la puedes identificar con Los Tigres del Norte, o las frases que tiene Shakira, el acordeón peculiar de Intocable, todo eso es parte de saber quiénes somos, pero es tu sello, lo que te hace único en la competencia con tus compañeros.

¿Has sentido alguna modificación de tu identidad a causa de la industria musical?…

Lee la entrevista completa, aquí

Angelina Carrillo.