Manager

por

Ser un manager implica muchísimos retos qué afrontar, en gran parte, un representante artístico es la brújula del negocio, por lo que la mayoría de las decisiones que se tomen, obtienen el último visto bueno por esta figura de la industria musical. En monitorLATINO esta ocasión queremos hablarte de las los pros y contras que existen al momento de que tu artista acepte cualquier oferta laboral.

Sabemos que la crisis económica es complicada, sin embargo, existen algunos puntos a verificar antes de tomar cualquier decisión sobre aceptar una proposición. Si bien, como manager se desea que el artista tenga un alcance importante, la realidad es que el aceptar cualquier propuesta de trabajo puede traer serios problemas tanto para el posicionamiento de tu cantante o banda, como para su imagen pública.

Para empezar me gustaría explicarte que la imagen pública es ese constructo que ha logrado tu músico con base en el trabajo; y hace referencia a en qué categorizaciones tu consumidor lo acomoda, por ejemplo: recatado, alegre, talentoso, gran voz, respetuoso de la naturaleza, amable, etc. Por otra parte, el posicionamiento es el lugar que ocupas en la mente de tu audiencia en relación con tu competencia. Es importante mencionar que estos dos conceptos deben ser sumamente cuidados en cualquier carrera artística, ya que las incongruencias en ellos pueden desencadenar pérdidas de fans leales y además a largo plazo podrían cerrarse puertas en cuanto a buenas ofertas de trabajo refiere.

A continuación una pequeña lista de las proposiciones que debes analizar con lupa:

  • Acuerdos con marcas

Antes de firmar cualquier contrato con una marca, asegúrate que ésta se comunique al mismo público objetivo al que le habla tu intérprete; además, deberás saber si los valores que refleja tu artista, se vinculan de algún modo con la compañía.

  • Presentaciones en cualquier escenario

Si tu artista toca música pop, poco va a tener que hacer en un festival de radio de regional mexicano; incluso se corre el riesgo de algunos abucheos o malos comportamientos de parte del público hacia tu banda o intérprete.

  • Apariciones en cualquier medio de comunicación

Dicen por ahí que cualquier tipo de aparición en los medios, suma, sin embargo no es así, ya que si un canal de televisión, un diario, o una estación de radio no le hablan a tu público potencial, realmente el esfuerzo será en vano, ya que el impacto no se podrá traducir en ganancias.

  • Mítines políticos

Este tema es muy delicado, ya que, en la mente del consumidor, se da por hecho que al estar en el escenario de un mitin político, concuerdas con la ideología que éste manifiesta. Si tienes una postura ante este tipo de temáticas, puedes aceptar fácilmente una propuesta de actores gubernamentales que representen tu forma de pensar.

Ahora, me gustaría hacer una acotación realmente importante; actualmente estamos en una época económicamente crítica, especialmente en la industria del entretenimiento, es por ello que estos parámetros deben ser evaluados más rigurosamente y a la vez se puede ser un poco más flexible en los compromisos laborales que aceptas.

En una situación normal, trata de que tus límites de aceptación de ofertas de trabajo, sean más rigurosos.

 

 

ebook