Luis Vargas conserva con honor el título de El Rey Supremo de la bachata

por

Luis Vargas, es uno de los exponentes de la Bachata más importantes del género, este personaje de la música incorporó elementos modernos y populares en sus grabaciones de bachata, como la guitarra eléctrica y grabaciones multi-track, llevando la música tradicional dominicana a una nueva generación, un hecho que le mereció el título de  “El Rey Supremo” de la bachata, un título que conserva con honor.

 

Aunque la música de Vargas es el producto de diferentes influencias, las grabaciones que hizo a finales de los 80’s contienen más merengues de guitarra que la misma bachata, y las letras son invariablemente de doble sentido. Interpretaciones como “El machetazo” y “El tomate” de 1988 ayudaron a comenzar una revolución en el género y Luis Vargas ganó su primer éxito comercial con su álbum “La maravilla”, que se puso a la venta en 1989 y fue el sencillo La Traicionera con el que comenzó su ascenso a las grandes ligas.

 

En estos trabajos se comenzó a tocar el bongo con palos en lugar de hacerlo con las manos, y en ritmos con características prestadas del merengue. De la misma manera, la guitarra principal interpretó figuras de merengue por encima del ritmo de bolero de la música. Con el paso del tiempo la fórmula gastada del doble sentido hizo que Vargas recurriera al romanticismo en donde alcanzó un gran éxito con el tema Loco de amor al que le siguieron Cenizas frías y Volvió el dolor, trabajo que inspiró a otros exponentes del género.

 

Una generación completa siguió las huellas de Vargas, el dominicano continuó con su obra y llegaron más producciones discográficas desprendiéndose de la más reciente el tema Aléjate, con el que conserva un sitio dentro del Chart Bachata de monitorLATINO República Dominicana. La fuerza interpretativa de Vargas sigue teniendo un resplandeciente brillo, su música alcanza un gran impacto en Dominicana y en la Ciudad de Nueva York.