Los artistas que han hecho de México su nuevo hogar

por

En el medio artístico es de todos conocido que México es la plataforma que los impulsará a conquistar otros países, de manera pronta Estados Unidos, motivo por el cual una gran mayoría de ellos busca conquistar el mercado azteca, pero hay quienes se quedan encantados por sus bellezas y costumbres y deciden hacer de este país su segundo hogar.

Son varios los artistas que podríamos mencionar, entre ellos Margarita La Diosa de la Cumbia quien llegó a nuestro país siendo parte de la Sonora Dinamita de Lucho Argaín, para luego emprender su historia como solista y ser adoptada por los mexicanos gracias a su cumbia colombiana. Margarita no sólo encontró en México la oportunidad para crecer en el ámbito artístico sino que también echó raíces y hoy es una orgullosa mamá. Tania Libertad es otra figura que dejó atrás lo conquistado en su natal Perú para probar suerte en México, en donde empezó de cero hasta llegar a conquistar el Palacio de Bellas Artes con su incomparable estilo musical. Tania también eligió México como su segundo hogar y a este país ha dedicado muchos de sus recitales.

Quienes también tuvieron la visión de que México les ayudaría a conquistar otros mercados son la agrupación chilena Kudai que luego de tres años de ir y venir a México, decidieron radicar en el Distrito Federal y conquistar nuevas audiencias

Es de todos conocidos que Luis Miguel nació en Puerto Rico el 19 de abril de 1970, pero en 1991 por decisión propia, el llamado El Sol decidió adoptar la nacionalidad mexicana. En varias ocasiones Luis Miguel ha manifestado su amor y admiración por México y aunque actualmente ya no radica en el país, el artista aún mantiene una opinión positiva de la nación que lo vio nacer como artista y en la que se desarrolló en lo personal y lo profesional. Como prueba está el promocional que grabó para impulsar el turismo en el estado de Guerrero.

El argentino Diego Verdaguer también encontró en México su gran oportunidad para proyectar su estilo y música en el año de 1979, un contrato discográfico le abrió el panorama y a la fecha se considerada un mexicano hasta las pampas. Desde hace tiempo vive en plenitud con una familia que incluye a su hija Ana Victoria. El que también vio una gran luz al conseguir un contrato discográfico fue el guatemalteco Ricardo Arjona quien tras varios meses de carencias, en 1989 consiguió llamar la atención de los directivos de una casa grabadora. Ahora el reconocido cantante quien también decidió vivir en México agradece al país que lo vio crecer en el plano profesional iniciando ahí sus giras.

El cantante puertorriqueño Ricky Martin inició su carrera como integrante de Menudo, a mediados de la década de los 80. Tras cinco años de trabajo salió de la agrupación para instalarse en México, donde debutó en el terreno teatral con las obras Los tenis rojos y Mamá ama el rock, al lado de Angélica María y Angélica Vale. En 1991 participó como actor en la telenovela Alcanzar una estrella y desde la Ciudad de México se lanza como solista. A la fecha ha vendido más de 60 millones de álbumes y es uno de los exponentes latinos de la música más importantes a nivel mundial y mucho de todo esto, asegura, se lo debe a México.

El chileno Mauricio Clavería del grupo La Ley también escogió México para su segunda casa, y de forma específica vive en Puebla, y el que siguió sus pasos es José Rafael Torres de Catire el único de Los Amigos Invisibles que vive en México y ya adoptó los modismos nacionales. No hay que olvidar que Shaila Dúrcal fue dada a conocer por su madre en este país por lo que a partir de 2001 residió en México por ocho años y hoy día tiene ya su casa en territorio azteca aunque viaja de manera constante a su natal España.

Hay quienes también por situaciones económicas o políticas han tenido que abandonar su país, encontrando en México no sólo la oportunidad de una vida más tranquila sino también la inspiración para crear trabajos musicales, es el caso de Leandro Fuentes mejor conocido como Lolo que al salir del grupo Miranda llegó a instalarse en México en los primeros meses de 2014 y dar vida a su primer disco como solista.

No cabe duda que a México deben muchos su proyección musical, y también la oportunidad de haber encontrado una estabilidad emocional, lo que les da la confianza y seguridad para seguir creciendo y expandiendo su música hacia otros países.