La música lo mantiene activo: Vicente Fernández no dejará de cantar

por

Como gallo fino, Vicente Fernández, -“El Charro de Huentitán”- sigue pavoneando su talento y su humildad en cada proyecto nuevo. Y aunque los conciertos se han terminado en su carrera musical, no así las ganas de seguir cantando y seguir reinventándose en cada nuevo disco como lo hace ahora en su nuevo álbum “Muriendo de amor” -que se estrena este 9 de octubre-, donde incursiona en géneros como el country y la cumbia texana.

El primer corte promocional es “No vuelvas por favor”; el material incluye 12 temas de los cuales nueve son inéditos y tres son covers y están las participaciones de grandes compositores como Juan Gabriel, Ricky Muñoz de Intocable, Marco Antonio Vázquez y Luis Elizalde, entre otros. Vicente compartió los detalles de este nuevo disco, su trayectoria y salud desde la Arena VFG en Tlajomulco de Zúñiga donde además recibió disco de diamante por 400 mil copias vendidas de su álbum “Vicente Fernández en Primera Fila”.

“Gracias a todos, me siento más y más comprometido con el público aunque yo ya me haya retirado me faltan tren fechas, pero yo seguiré grabando y seguiré haciendo televisión, lo único de lo que me alejo es de los escenarios y no porque no tenga la voz, me retiré porque quiero disfrutar de mis esposa, de mis hijos y ahora de mis nietos”.
 Vicente dice que no porque ya no cante en grandes escenarios significa que no esté activo. Él, para este disco nuevo eligió los temas y no como antes que sus productores le decían qué melodías tenía que interpretar aunque eso también le sirvió para dejar más de 100 discos grabados en toda su trayectoria de los cuales dice aún quedan por salir como 15 álbumes inéditos que ya están terminados y sin embargo él sigue grabando canciones nuevas que las escucha en su camioneta y si no queda convencido las vuelve a regrabar.

A Chente le gustaría ser recordado y querido como el público lo conoció. No le interesa hacer un libro de su vida o que le hagan una película porque compartió entre risas que entonces su esposa se divorciaría de él: “Quiero que me recuerden como siempre he sido, soy un descarado, franco, de decir las cosas como son, que no hagan un ídolo falso y que me quieran como me conocieron”.