La conceptualización es el hilo conductor de un proyecto musical exitoso

por

Una de las grandes carencias en todo proyecto musical es que no hay una educación formal en lo que tiene que ver en los negocios de la música, de ahí la necesidad de crear opciones como la de La Red Music Master dirigida por María Isabel de Los Ríos y Juan Pablo Mier quienes revelaron en monitorLATINO sus estrategias para lograr una propuesta con éxito.

 

A través de un webinar estos expertos colombianos compartieron con un nutrido grupo de personas sus experiencias dentro del ámbito empresarial y musical, dejando en claro que el elemento clave para lograr el éxito es tener definido el concepto.

 

“La conceptualización es el hilo conductor, algo que tiene que permear todas las partes del proyecto, refiriéndonos al sonido, imagen, la comunicación, show en vivo. Muchos se saltan una, dos o todas la etapas y por tanto el proyecto queda débil”.

 

En opinión de estos expertos son cuatro los temas a considerar, el primero de ellos es tener en claro la definición del concepto que en sus palabras, no es una característica superficial del proyecto, ni es la suma de sus componentes.

“El concepto sí debe definir si soy una cantante pop, pero debo acompañar ese concepto de las cosas que amarran mi música, mi imagen y lo que yo quiero decir a través de ella”.

Manejan un ejemplo muy claro en Colombia, Carlos Vives que se puede definir como un hombre que hace fusión de vallenato con sonidos pop colombianos pero en realidad lo que representa es el espíritu del Caribe colombiano.

Toman también un caso mexicano, Alejandra Guzmán que lo que representa es la irreverencia femenina del rock, todo lo que ella hace, su forma de vestir, cómo se comporta en el escenario, ante la prensa, eso es lo que mueve y motiva el proyecto de ella.

Y entonces surge la pregunta ¿cómo debe ser un concepto?

Primeramente Novedoso, es decir algo que acuñe un nuevo género, la novedad que genera una expectativa en el público, en los medios de comunicación. Segundo Diferente, que tenga sentido, que cuando uno lo pronuncie genere un imaginario. Tercero que sea corto, explícito y fácilmente explicable.

 

También debe existir un Elemento diferenciador: pues en la construcción de un proyecto este resulta crucial, puede estar en el sonido, la imagen, en la comunicación. En los proyectos musicales que permanecen es fácil identificarlo. En las nuevas propuestas la forma fácil de identificarlo sería preguntarse ¿qué tiene de único mi proyecto?, y si no hay respuesta habrá que explorar más allá, pues uno no puede ser la segunda versión de alguien.

 

Julieta Venegas por ejemplo toca el acordeón en el escenario, su forma de cantar, sus letras son muy particulares, lo que nos lleva a que hay que ponerle elementos únicos a nuestro proyecto, siempre buscando que haya una coherencia entre sonido, imagen y comunicación, es decir se ve como suena y suena como se ve.

 

Cuando las cosas no coordinan se desilusiona a quien va a comprar o ver la música, hay que encontrar una línea que sea pareja entre estos puntos.

 

Otro punto a cuidar es el público target y segmento pues nada es para todos. Dicen los expertos, cuando yo construyo un proyecto para quien lo estoy haciendo, el target debe estar explicito y claro. No toda la música es para todo el mundo y yo debo pensar a quien le estoy hablando, no importa el género pero es importante saber cual es su público. Es difícil promover o vender a un artista diciendo que es un concepto para todos,

 

En esta industria hay muchos factores, pero teniendo estas bases fuertes y firmes se puede tener una seguridad sobre el éxito que se va a construir.