herederas

Herederas

por

Belleza, inteligencia y sobre todo talento musical son tres elementos que la fallecida Jenni Rivera y la cantante Marisela han heredado a sus progenitoras Chiquis Rivera y Marilyn Odessa respectivamente.

Chiquis Rivera es hija de Jenni Rivera mejor conocida como “La diva de la banda” y quien falleció en un accidente de avión en 2012. En sus años de trayectoria artística, Jenni Rivera logró consolidarse como una de las mujeres más destacadas del género regional mexicano gracias al éxito que tenía en cuanto a ventas de discos y presentaciones en vivo tanto en México y Estados Unidos.

Tras su muerte y con el fin de conservar el legado de su madre, la hija mayor de Jenni, Chiquis Rivera comenzó su carrera como cantante de igual manera en el regional mexicano. En su corta pero sólida carrera, Chiquis Rivera ha llegado a ser nominada a Premios Lo Nuestro como Artista Femenina Regional del Año, se ha posicionado en los primeros lugares en listas de popularidad por ventas de sencillos y ha lanzado dos espectaculares álbumes de estudio al mercado.

Actualmente, Chiquis Rivera se encuentra dentro del Hot Song Regional Mexicano monitorLATINO USA con “Quisieran tener mi lugar”

tema en el que colabora con su madre Jenni Rivera. Este sencillo se deriva de su nuevo álbum “Entre botella”.

Dentro de las primeras posiciones del Hot Song Regional Mexicano monitorLATINO USA encontramos a otra mujer que representa con excelencia el género, ella es Marilyn Odessa, hija de la icónica Marisela, quien lleva un par de años trabajando arduamente en su consolidación como cantautora en el regional mexicano.

El tema dentro del conteo caliente es “No sé”, mismo que está teniendo una aceptación positiva por parte del público, principalmente en la unión americana. Marilyn cuenta con una sólida base de fans que la apoyan en cada aspecto de su carrera. En adición, Marilyn trabaja de la mano con su disquera Lizos Music, mismo sello que maneja a la exitosa Banda MS y con quienes muy pronto Marilyn prepara una sorpresa.

Sin duda estas dos chicas van siguiendo los pasos de sus madres gracias al talento y la pasión por la música que les fue heredado, además de convertirse en dignas representantes del poder femenino en el género.