Alex Mizrahi

por

En el mundo del entretenimiento hay jugadores clave que van marcando las tendencias a seguir, estrategas que trabajando en equipo logran posicionar a sus artistas como los máximos exponentes de la música, tal es el caso de Alex Mizrahi, quien durante más de 18 años ha forjado una carrera en franco ascenso, posicionándose hoy por hoy como uno de los más influyentes y visionarios ejecutivos en la industria musical. En monitorLATINO, tuvimos el honor de conversar con el CEO de ‘OCESA Seitrack’, no pierdas detalle de lo nos compartió en entrevista exclusiva.

¿Tras desarrollar una carrera como abogado qué te llevó a iniciar de lleno en la industria de la música?

Yo me titulé de abogado alrededor de 1998 y el área de las leyes que yo practicaba era fusiones y adquisiciones; básicamente me dedicaba a negociar compras, ventas, restructuras y financiamientos para hacer un negocio viable; dediqué 7 años de mi práctica profesional a esto y la estructura que me dio me ayudó mucho en mi carrera de manager, ya que ser manager es algo casi artesanal, difícilmente hay una formación universitaria que te enseñe a cómo serlo y la práctica como abogado en negocios ayuda mucho a estructurar correctamente, el hecho de darle orden a las cosas y tener a los artistas enfocados en lo que a ellos les toca hacer, ya es un gran paso hacia la consecución de sus metas. 

Yo era abogado, tenía una novia que era parte de un grupo coreográfico vocal en ese entonces y ella me contaba como era su estructura de negocios, así que empecé a averiguar qué tipo de agencias se necesitaban hacer y con qué áreas de especialización para darle un servicio completo y comprensivo a un artista, en su momento eso sonaba sorprendente ya que los managers solían ser los familiares o amigos de los cantantes. Esa inquietud me dio mucha visibilidad para construir una estructura que en era muy chiquita, pero tenía los cimientos para especializar el servicio de management; con Kabah nos empezó a ir muy bien, lo que generó que el grupo Moenia nos buscara y posteriormente llegaran las niñas de Ha*Ash, vimos en ellas grandes artistas y las firmamos inmediatamente, ese día fue cuando nació oficialmente ‘Seitrack’, yo empecé a dedicarme por completo a este esfuerzo, a estructurar los negocios y la parte legal, mi socio Octavio Padilla se encargaba de la parte de management y booking junto con Roberto Rodríguez, y otras personas veían la parte de las marcas y patrocinios.

Una vez que iniciaron operaciones, ¿cómo fue dándose el crecimiento que los ha llevado a posicionarse actualmente como la empresa líder en ofrecer servicios 360 en la música? 

Las historias de éxito atraen más artistas, empezamos a hacer giras de conciertos brutales y a crecer nuestra infraestructura; ahí llegó Ximena Sariñana, Motel, Pepe Aguilar y Alejandra Guzmán. En 2006, nos asociamos con ‘OCESA’; en ese entonces el formato físico del disco estaba comenzando a caer en la peor crisis, venía en una caída imparable, y las disqueras empezaron a voltear al negocio en vivo, cuando empezamos a ver que la tendencia era que las disqueras participaran en empresas de management, nosotros volteamos a ver al otro lado y vimos en ‘OCESA’ al socio perfecto para conectarnos a una infraestructura que fortaleciera a nuestros artistas, cerramos una sociedad y ese hecho nos dio la capacidad de crecer, empezamos a manejar giras en México de talentos internacionales como Shakira y Chayanne, ampliamos nuestro panorama y seguimos firmando grandes artistas como Zoé, Alejandro Fernández, Timbiriche, manejamos la gira de Luis Miguel y desarrollamos el concepto de Sasha, Benny y Erick.

Después viene lo que yo diría que es un tercer momento importante, las disqueras iban adelgazando sus estructuras y empezaron a soltar muchos artistas; ahí el gran ejemplo es María José, después de que su disquera decidió dejarla ir nosotros le propusimos hacer sus discos, a pesar de que eso en el 2008 sonaba a una locura, así que aprovechamos una oportunidad para meterla a concursar en ‘Cantando Por Un Sueño’, un domingo en el programa se aventó un cover y se ganó el primer 10 de la temporada, lo que me hizo pensar que teníamos que convertirla en esa cantante que reversionara las grandes canciones de los 80’s y los 90’s, esperamos el momento y el concepto perfecto, ahí sacamos el álbum ‘Amante De Lo Ajeno’, ese fue el primer disco que hicimos con nuestra disquera, fue un paso importante para poder ofrecer un servicio 360.

Después llegaron Los Ángeles Azules, otro gran ejemplo de un artista que su disquera ya no apoyaría y nosotros le dimos otro potencial; aunque parecía que su boom había acabo en los 90’s, diseñamos una gran estrategia creativa y planeamos los pasos para hacer el primer álbum con duetos rockeros, después salió la cumbia sinfónica y vendimos un millón de discos. Desde 2012 ese 360 está dando sus frutos de una manera impresionante, hoy somos un sello enfocado en pocos artistas, lo que le permite a ‘OCESA Seitrack’ ser un líder natural en su ramo porque no hay otra agencia que dé esa cantidad de servicios y que tenga esa historia de éxito.

¿De qué manera ‘OCESA Seitrack’ ha conseguido mantenerse vigente a pesar de los cambios que la pandemia ha generado en la industria de la música y el entretenimiento?

Nuestro primer proyecto cuando empezó la pandemia fue mantener a la compañía unida y sin despedir a casi nadie, libramos el 2020 y vamos a librar el 2021 de esa manera, nos enfocamos mucho en nuestra gente porque las compañías son precisamente su gente y sin ellos después no hay artistas. 

Por otro lado, quisimos enfocarnos en lo que sí podíamos hacer, no hay otra compañía en Latinoamérica que haya hecho 180 streamings como lo hicimos nosotros; tanto streamings con boleto pagado como patrocinados por alguna marca, y no sólo hicimos transmisiones de conciertos, la gente podía ver a parte de nuestro talento haciendo otras cosas, como a María León dando clases de fitness patrocinada por Citibanamex, a Paty Cantú enseñando a la gente a hablar alemán en un streaming patrocinado por Duolingo o a Benny Ibarra y a Ximena Sariñana con Ferrero Rocher cantando temas navideños acompañados de una orquesta. 

Durante la pandemia también firmamos algunos artistas; a Karol Sevilla, a Alex Fernández, a la dominicana The Change, a un grupo de regional mexicano llamado Nuevo Elemento, al colombiano Chelo Ramírez y a un par de sorpresas en el tintero que estarán muy pronto anunciadas. 

Somos un grupo de apasionados que cree mucho en lo que hace, ante la adversidad no nos hacemos chiquitos, vamos con todo, vamos a tener más música afuera.  

¿Qué otros proyectos marcarán la esencia de ‘OCESA Seitrack’ durante este 2021?

Parece que Estados Unidos se va a abrir antes, por lo que ya tenemos gira confirmada de Alejandro Fernández, de Los Ángeles Azules, de Bronco, de Morat, de David Bisbal y de Alejandro Sanz, todo eso entre septiembre y noviembre de este año. México va un poco más lento en la reapertura, por lo que vamos a pasar por una etapa transitoria, haremos autoconciertos y conciertos en espacios abiertos con distanciamiento social.

Son varios los artistas con los que vamos fuerte este año; ya lanzamos ‘Tus Besos’ de Karol Sevilla y vamos por el segundo sencillo; seguimos con mucho material de Alejandro Fernández, acabamos de lanzar el dueto ‘Duele’ con Christian Nodal y vienen un par de colaboraciones más que son muy gratas sorpresas; Christian Nodal y María José vienen con nuevo disco, Ha*Ash regresa este año con nuevo álbum, por el lado del rock, Zoé y Kinky también sacarán disco, además, vamos a la mitad del  camino del disco para conmemorar los 40 años de trayectoria de Los Ángeles Azules, con tremendas colaboraciones. 

5 secretos de… Alex Mizrahi

  • Mi mayor cualidad: Negociar 
  • Mi mayor inspiración: Una buena canción
  • Mi mayor meta: Muchos momentos felices
  • Lo que más disfruto de estar en ‘OCESA Seitrack’: Mi equipo
  • Alex Mizrahi es…: Un trabajador obsesionado y pasional

En tu opinión, ¿cuál ha sido el mayor cambio que se ha tenido en cuanto a las estrategias de posicionamiento de un artista?

Aunque nunca ha sido sencillo, antes había ciertos medios en los que si se hacía un buen tu trabajo, era muy probable que el artista fuera exitoso, me refiero al peso que tenían algunos programas de televisión como ‘Otro Rollo’ o ‘Siempre En Domingo’, espacios que catapultaron artistas nuevos; yo recuerdo que en la época en la que lanzamos a artistas como Ha*Ash o a LU, si salían en ‘Otro Rollo’ el fin de semana ya aparecían en la lista de ventas en MixUp y eso era como el pase para que los demás medios les dieran un espacio prioritario; además, la radio era como el sol del sistema solar, el trabajo de promoción en las estaciones era durísimo porque en México no solamente suenan los artistas de nuestro país, ni de un solo género. 

Antes la fórmula era: televisión, radio, prensa y disco físico en tienda igual a éxito y boletos vendidos, por ponerlo de una manera, aunque repito, nunca fue tan simple, sólo que era menos elaborado esbozar un plan de marketing. Cuando arrancó el tema de las plataformas digitales la mentalidad de los marketeros cambió, considerando la televisión y la radio ahora como un amplificador más de la música; hoy se suma el reto de las plataformas digitales y las redes sociales, incluyendo la más reciente revolución de TikTok, lo que hace que de repente se pueda reventar artistas sin pasar por la televisión o algunas estaciones de radio. En estos momentos se debe tener el olfato más desarrollado para conectar con los fans, pues ahora el contacto ya es directo y sin intermediarios, antes sacábamos música y no había manera inmediata de que los artistas se enteraran de lo que pensaban sus seguidores.

En este sentido, ¿consideras que es posible que la radio retome el protagonismo que tenía en la estrategia de posicionamiento de un artista?

Yo creo que sí, hay que entender mejor a las audiencias de cada uno de esos medios, sus creativos deben trabajar mucho en conceptos que sean atractivos para la gente a la que le quieren hablar; por ejemplo, yo sigo oyendo radio y sigo viendo televisión, en radio escucho las noticias y en tele veo deportes, entonces hay que encontrar dentro de mi tendencia de consumo un espacio para que me puedan vender música nueva.

Ahora ya no sobrevive la estación que aglomera a todo el mundo, si a las estaciones que están muy bien segmentadas, como las gruperas, les sigue yendo espectacularmente es porque le hablan muy bien a su target, al escuchar una radio Top 40 la gente tiene que esperar a que pasen 20 artistas antes de que pase uno que le guste, por lo que prefieren irse a una plataforma digital en donde con un clic arman un playlist y lo llevan a todos lados. De ahí la relevancia del podcast, se habla de temas dirigidos a un target en particular y por eso el público los escucha, porque les están construyendo conceptos, el nombre del juego son los conceptos.

¿Cuál dirías que es el indicador que a pesar del paso de los años y de los cambios en la industria permanece vigente y deja ver que un artista está siendo no sólo bien recibido entre la gente sino también ha generado un impacto en la música?

Para mí el indicativo más grande de éxito es el boleto vendido; si se logra tener un artista que vende boletos quiere decir que todo lo que se hizo previo a venderlos está bien. Qué una persona quiera pagar por ver a un artista, incluso teniendo en mente que el boleto puede costar mucho dinero, es porque cree que la experiencia de escucharlo en vivo va a ser mejor de lo que es la experiencia de escuchar su música grabada.

Hay muchos artistas que pueden tener millones de seguidores en redes sociales y no venden boletos, al igual que la cantidad de bandas que han ganado importantes premios y realmente no han trascendido, en esos casos, hay algo inconcluso. 

Mantente al tanto de todos los proyectos que ‘OCESA Seitrack’ tiene preparados para ti; seguramente sus artistas seguirán marcando tendencia en el mundo de la música y el entretenimiento este 2021, refrendando su posición como la agencia 360 de representación artística y comercialización de espectáculos en vivo más importante en Latinoamérica. 

 

Por: Ricardo Quezada.

ebook