¿Conoces los tipos de contratos para un compositor?

por

Esta es una historia que probablemente habrás escuchado antes: una banda triunfa, todo el mundo se hace rico, y el compositor se hace aún más rico

¿Por qué el compositor gana más dinero? ¡La edición musical! Enseguida se describen las tres clases de contrato de edición que tienes probabilidades de encontrarte en la industria musical actual. Estos son:

1: Contrato de administración: En un contrato de administración, el compositor conserva el 100% de la propiedad de los derechos de autor y cede sólo un 5-20% de la parte del editor durante un plazo normalmente de 1 a 3 años.

Los acuerdos de administración no suelen incluir servicios creativos y se centran sólo en registro de la propiedad de tus canciones en sociedades de recaudación de derechos en todo el mundo, además de recolectar las regalías en tu nombre.

2: Contratos de co-edición: Un contrato de co-edición es el tipo de acuerdo más común hoy día para los compositores importantes. Como autor, normalmente cedes el 50% de la parte de la editorial (de ahí lo de “co-edición”) al editor con el que firmas el acuerdo.

Al hacer esto, conservas el 100% de la parte de derechos de autor y el 50% de los de edición, lo que hace el 75% como total de tus regalías editoriales. En este acuerdo, dado que el editor obtiene una propiedad parcial de las obras, está mucho más incentivado para explotar las canciones y generar regalías.

3: Work For Hire o Trabajar para otros: Es un tipo de contrato de trabajo por cuenta ajena, por una cantidad fijada tú cedes todos los derechos de propiedad y administración de tus obras durante la vigencia del copyright. Estos acuerdos son más frecuentes en películas y publicidad, cuando el estudio cinematográfico o la empresa de producción desean poseer y controlar todos los aspectos de la producción.

Muchas compañías de edición musical te ofrecerán generosos incentivos para persuadirte de firmar con ellos pero recuerda siempre asesorarte correctamente para saber qué tipo de contrato estas firmando.

FUENTE: MÚSICO DIY