Celebramos a México con los inmortales de la música ranchera

por

Los artistas inmortales de la música ranchera, aquí te los presentamos por orden alfabético.

1: Antonio Aguilar “El charro de México” | Villanueva, Zacatecas, México

La discografía de Pascual Antonio Aguilar sobrepasa los 100 álbumes con ventas de más de 25 millones de copias. Al despuntar la década de los cincuenta debutó como actor en el cine, al tiempo que se inició como cantante, faceta de su carrera que se extiende hasta los primeros años de la década del 2000.

Es considerado una leyenda de la música popular mexicana y reconocido por impulsar la charrería a nivel internacional, y es por esto que lo apodan “El Charro de México”.


 

2: Chayito Valdez “La Alondra de México” | Guasave, Sinaloa, México

María del Rosario Valdez Campos, mejor conocida como Chayito Valdez, nació el 28 de mayo de 1945. Su nombre y voz están asociados a la música popular mexicana. De ahí que fuera apodada La Alondra de México.

Comenzó su carrera musical siendo niña, participando en competencias de aficionados que se efectuaban en cines populares en las ciudades de: Guasave y Los Mochis, Sinaloa. A principios de los años 1970´s empeñó una máquina de coser de su madre y grabó cuatro canciones en una cabina de radio y consiguió que una pequeña disquera de Guadalajara le hiciera un tiraje de 50 discos sencillos. Ella personalmente los entregó a las radiodifusoras y el tema “Besos y Copas” resultó un éxito.



3: Javier Solís “El rey del bolero ranchero” | Ciudad de México

Javier Solís comenzó una nueva etapa actuando en restaurantes y como parte primero del Dúo Guadalajara y luego del Trío Flamingo. A principios de 1948 aún trabajaba como carnicero y se inició como intérprete solista de música ranchera.

Durante algún tiempo se le consideró un imitador de Pedro Infante, pero gradualmente fue reconocido como un talento con identidad propia y con más facultades vocales que “El ídolo de Guamúchil”. Solís continuó haciendo presentaciones en el “Bar Azteca” y también en un espacio de la emisora mexicana XEW y graba algunas canciones, es así como recibe su primer Disco de Platino por las altas ventas de su primer sencillo.

Como consecuencia, graba su primer álbumJavier Solís, Volumen I”. En lo sucesivo, su carrera fue meteórica, ya que aunque duró solamente 10 años, grabó 379 canciones y se convirtió en uno de los cantantes más famosos de la historia en México.



4: Jorge Negrete “El charro cantor” | Guanajuato, Guanajuato, México

En 1931 con el grado de capitán segundo, solicitó licencia del Ejército Mexicano para dedicarse completamente a su carrera de cantante, comenzando en la radiodifusora XETR. Interpretaba entonces romanzas mexicanas y canciones napolitanas, además de piezas de Durante los años cuarentas, en Argentina fue recibido por una multitud.

En el Teatro Colon de Buenos Aires cantó, vestido de gaucho, “Adiós pampa mía”, con un lleno total.

Aún desde países que Negrete nunca visitó, las compañías discográficas filiales de RCA Victor, reportaron ventas de sus grabaciones tales como Albania o Japón. Muchos cantantes se han visto influenciados y han expresado su admiración hacia Jorge Negrete; desde los populares hasta los artistas líricos, entre ellos los famosos tenores Alfredo Kraus y Plácido Domingo.



5: Juan Gabriel “El divo de Juárez” | Paracuaro, Michoacan

Es el único cantante que además ha triunfado como gran compositor que está presente en nuestra lista. Su vida es realmente de “película”. Creció en un internado de los 5 a los 13 años, escapó en busca de sus sueños musicales, por lo que viajó a la ciudad de México, donde fue acusado injustamente de robo y permaneció en la cárcel 1 año y medio, sin embargo ahí conoció a la famosa cantante, La Prieta Linda, quien abogó por su libertad y fue ella el primer artista que le grabó una canción, se trata de “Noche a noche”.

Los temas rancheros más emblemáticos de la era moderna, han sido compuestos por él. Después del fallecimiento de José Alfredo Jiménez en 1973, Juan Gabriel es el único que ha creado una cantidad importante de nuevos clásicos rancheros, tales como “Se me olvidó otra vez”, “La farsante” “La diferencia” o “Te sigo amando”, por citar algunos.



6: Lucha Villa “La grandota de Camargo” | Camargo, Chihuahua, México

“Una voz, inacabable, como ese aullido largo, soterrado, de las focas cuando están pariendo en las soledades antárticas. Magnética, como arrancada a las raíces mismas de lo que vive: así es Lucha Villa.

Es una de las más destacadas cantantes en la historia del género ranchero, además de reconocida actriz. Graba su primer disco en 1961 y con “La media vuelta”, su primer éxito a comienzos de los setenta se le abrió las puertas a una prolífica carrera discográfica, así como a la pantalla grande y la televisión hasta su forzado retiro a finales del siglo pasado.

Gracias a su belleza, alta estatura, voz grave y estilo inconfundible, “La Grandota de Camargo” se ha consagrado como una de las mejores intérpretes de los más representativos compositores de música vernácula, sobresaliendo los temas de  José Alfredo Jiménez y Juan Gabriel.



Pedro Infante “El ídolo de Guamúchil” | Mazatlán, Sinaloa, México

Es probablemente el ídolo mexicano más completo que se pueda recordar en la industria del entretenimiento, pues difícilmente se combina un excelente cantante y también gran actor, ya que Infante realmente triunfó en ambas tareas.

“El ídolo de Guamúchil” interpretó canciones de diversos géneros: vals, cha cha cha, canción mexicana tradicional, canción ranchera y bolero. Sin embargo, la inmensa mayoría de sus interpretaciones más populares pertenecen a los géneros de música de mariachi y ranchera, creando incluso un grito “mariachero” con su propio sello, que hasta el día de hoy resulta clásico y es continua siendo imitado.

Al igual que otras leyendas que integran nuestra lista como Lucha Reyes, Javier Solís, Jorge Negrete, quienes fallecieron a los 38, 34 y 42 años respectivamente. Infante murió joven, a los 39 años, debido a un accidente aéreo.



Vicente Fernández “El charro de Huentitán” | Huentitán El Alto, Jalisco, México

Vicente Fernández es un icono mundial en la música ranchera, En 1954, con 14 años, participó en un concurso amateur en Guadalajara, donde obtuvo el primer lugar y comenzó a cantar localmente en restaurantes, bodas, grupos familiares y de amigos. En 1966, firmó un contrato con CBS México grabando sus primeros éxitos: “Perdóname”, “Cantina del Barrio” y “Tu Camino y El Mío”. Le siguieron una serie de álbumes con ventas importantes, incluyendo “Palabra de Rey”, “Vicente Fernández” y “Ni en Defensa Propia”.

El tema “Volver, volver” catapultó su fama a nivel internacional y se convirtió en una de las canciones rancheras más conocidas fuera de México, siendo grabada por cantantes como Raphael, Nana Mouskouri, Concha Buika y muchos otros. Sin duda es la voz más popular de la música ranchera en las últimas tres décadas. “Don Chente” también ha compuesto algunos éxitos como el clásico “Las llaves de mi alma”.  El “Hijo del pueblo” es sin duda la máxima leyenda viva de la música vernácula mexicana.



Vía: Charts Club